lunes, 8 de junio de 2009

Neruda está fuerte


Decir que la televisión argentina es una cloaca infecta, a esta altura del partido ya no solamente es un lugar común del lenguaje escatológico, sino también una obviedad.
Claro, alguien podría decir que el Canal Encuentro o algunos programas de Canal 7 justifican de alguna manera que ese cuadriforme a control remoto que cada buen ciudadano posee en su casa sirva para algo más que apoyar floreros o retratos familiares.
El asunto es que haciendo un promedio, la televisión, para decirlo elegantemente, es una basura.
Y no solamente es una basura porque son pobres sus contenidos, sino también porque se ha convertido en una dañina forma de reproducir ciertas líneas del pensamiento, que son algo así, como volver a la rama donde habitaba nuestro venerable antepasado, el Australopitecus.
Por ejemplo, entre otros primores, la televisión ha sofisticado la manera de exponer a la mujer (y más aún si es que se trata de una bella mujer) como el ser más estúpido que pueda existir entre todas las especies terrestres. Por supuesto que para este menester no basta únicamente con el concurso de hombres con mentalidad machista, sino también, con la complicidad de ciertas mujeres que contribuyen a alimentar lo retrógrado que habita en nosotros, los varones.
Hace unos días, harto de hacer zapping yendo de aquí para allá, matando el tiempo de la peor manera, (lo admito), me detengo en la muy atractiva imagen de Pamela David contestando un cuestionario elaborado casi, para personas con retardo madurativo:

-¿Quién es el personaje de la foto...?. Pregunta el pelado de CQC.
-Ay...No se...¡Qué se yo quién es ese...!
(La foto muestra claramente la figura de Pablo Neruda).
Pasan los segundos, se termina el tiempo y la mujer-marmota de turno no contesta.
-¡Era Pablo Neruda, el poeta chileno...! ¿Cómo es que no lo sabías!
-¡Ay..Qué se yo! ¿Cómo me voy a acordar que se llama Pablo Neruda?. Al menos si estuviera fuerte...(sic)

La cosa pasó. Nadie dijo nada.
Es cierto, Neruda, el poeta Pablo Neruda, no era lo que se dice un hombre agraciado por esos atributos que el común de la gente fija como parámetros de la belleza. Sin embargo, fue capaz de crear belleza como pocos, a través de las palabras, del pensamiento poético.
A la hora de establecer records en materia de levante, muchos tipos que conocí a quienes es innegable que les sobra pinta y presencia, envidiarían la performance del poeta chileno para con el sexo opuesto.
No se si Neruda llegó a ser un Barbazul, pero estoy seguro que habrá conquistado a más de una Pamela David con sólo abrir la boca y hacer florecer de su lengua mariposas y peces.
¿Quién, (como el personaje de "El cartero" de la novela de Skarmeta), a la hora de suplantar la falta de facha por una florida labia no tiene una deuda de gratitud con Neruda?.
Para dar un ejemplo, éste es un fragmento del poema "Material nupcial", publicado en "Residencia en la tierra". Para mí, uno de los poemas más refinadamente eróticos que leí en mi vida:

"De pie como un cerezo sin cáscara ni flores,
especial, encendido, con venas y saliva,
y dedos y testículos,
miro una niña de papel y luna,
horizontal, temblando y respirando y blanca
y sus pezones como dos cifras separadas,
y la rosal reunión de sus piernas en donde
su sexo de pestañas nocturnas parpadea.

Pálido, desbordante,
siento hundirse palabras en mi boca,
palabras como niños ahogados,
y rumbo y rumbo y dientes crecen naves,
y aguas y latitud como quemadas.

La pondré como una espada o un espejo,
y abriré hasta la muerte sus piernas temerosas,
y morderé sus orejas y sus venas,
y haré que retroceda con los ojos cerrados
en un espeso río de semen verde (...)"


Entonces nena, ¿Quién te dijo que Neruda no está fuerte...?

-------------------------------------------------------------------------------------

Odnazhdi (Érase una vez)

“¡Dios mío! ¡Qué triste es nuestra Rusia!” (Aleksandr Sergeievich Pushkin) Q UE MOSCÚ ESTÁ CUBIERTO DE NIEVE Me han dicho que...